fbpx

Instala la pantalla LED publicitaria tú mismo: ¿Buena idea?

Pantallas LED | 0 Comentarios |

Cuando una empresa decide instalar una pantalla LED publicitaria, la opción de instalarla ellos mismos suele aparecer. Esto es especialmente cierto en empresas pequeñas, donde cada céntimo importa y se buscan todas las alternativas para poder ahorrar recursos.

Una pantalla “automontable” puede ser la solución definitiva para poder ahorrar y no dejar de disfrutar de este medio publicitario. Al menos así lo plantean algunos proveedores en el sector.

Sin embargo, tomar este camino puede conducir a serios problemas a corto y largo plazo. 

El Argumento de la Pantalla LED Automontable

En términos muy simples, el argumento de la pantalla LED automontable se basa en dejar el proceso de instalación fuera del presupuesto y reducir el costo final. Los proveedores suelen hablar de esto como si le hicieran un favor al cliente, sacando de la ecuación al instalador y abaratando el proyecto.

“Gracias a nuestra pantalla automontable, te ahorras lo que cobra el instalador”, dicen algunos proveedores que buscan, sea como sea, vender la pantalla LED al cliente cuando el precio es una barrera significativa.

Después de tantos años en el mercado, hemos descubierto como algunos proveedores han utilizado este argumento con pequeñas empresas que solo buscaban acceder a este formato publicitario sin que supusiera un problema económico. “Vendiendo la moto” de la pantalla automontable, lograban hacer un pequeño descuento que, sin lugar a dudas, hacía más atractiva la oferta.

Por supuesto, el técnico instalador de la pantalla LED cobra por su servicio, lo que se nota en el costo final del proyecto. Sin embargo, cuando se trata de este medio publicitario, prescindir del técnico especialista puede que no sea la mejor idea, inclusive si esto va a permitir al cliente ahorrarse algo.

Hemos conocido empresas que han sido convencidas por este argumento y que finalmente compraron la pantalla automontable. El resultado ha sido, por supuesto, la decepción. Al verse con un producto que realmente no pueden instalar al 100 porciento por sí mismos y retos técnicos que no pueden ser solucionados por la ausencia de un especialista capacitado, han llegado a la dura conclusión de que han perdido el dinero hecho en esta importante inversión.

Ahora vamos a los detalles. ¿Cuál es el verdadero costo? Lo veremos a continuación.

Estructura y Soporte

Dependiendo de las características el proyecto, especialmente el tamaño y ubicación de la pantalla LED, la existencia de una estructura más o menos compleja puede ser necesaria.

Por ejemplo, en clientes como JG Inmobiliaria en Tarragona, una pantalla LED de escaparate que tenga ciertas dimensiones tendrá que contar con un soporte mínimo que asegure la estabilidad y posición vertical en todo momento. No contar con un soporte de este tipo, podría generar el riesgo de caída para la pantalla, la cual es un equipo pesado y que no solo podría sufrir daños al caer, sino causarlos a alguien más.

Ahora, dentro del argumento de las pantallas automontables se vende que solo se necesita ensamblar, colocar en el sitio y encender. Se deja fuera en todo momento la estructura que en muchísimos casos es necesaria. 

¿Cuál es el resultado? Hay varias opciones. Puede que la pantalla se coloque sin el debido soporte y que en algún momento ocurra algún incidente que le cause daños o, aún peor, lastime a alguien. La otra opción es que, sin duda alguna, el cliente requiera una estructura para montar la pantalla y se vea obligado a acudir a un tercero, no familiarizado con el producto, para la fabricación e instalación, aumentando el coste final (lo que no tiene ningún sentido si lo que se buscaba era ahorrar).

Conexión en Red y Acceso

Una pantalla LED publicitaria debidamente instalada estará conectada a una red local que permitirá la gestión del producto, así como administrar los contenidos a reproducir. Nos gustaría a todos que la configuración de dicha conexión a la red consistiera en conectar un cable y ya, pero la realidad es que no es así.

Configurar adecuadamente una pantalla a la red para que el cliente pueda gestionarla desde sus dispositivos, incluyendo su smartphone de forma remota, requiere algo de trabajo técnico. 

Las pantallas que se venden como automontables carecen de esta labor técnica para dejar funcionando el producto en red. Los proveedores que trabajan de esta forma se limitan a ofrecer manuales de instalación, soporte técnico remoto y, por supuesto, las falsas esperanzas de que será muy fácil tener la pantalla operativa.

Cuando Existen Imprevistos

¿Y qué pasa cuando aparecen esos imprevistos técnicos que muy bien pueden existir? Por regla general, gracias a lo que hemos observado durante los últimos años en el mercado y por lo que nos han contado empresas que en su momento les han elegido, los proveedores que ofrecen pantallas LED publicitarias automontables carecen del equipo técnico necesario para ofrecer un servicio de atención y soporte en condiciones.

Claro, si venden pantallas automontables, ¿para qué tener técnicos que salgan a la calle? 

Entonces, si esto es así, ¿cuál es el resultado? En el momento que surgen necesidades técnicas por parte de un cliente (por ejemplo, falla un panel de la pantalla), no existe la posibilidad de ayudarle como se debe. No hay miembros capacitados en el equipo ni existen los procesos o protocolos para que el técnico se movilice al lugar y cumpla con la garantía que corresponde a este producto.

Es decir, si una empresa elige una pantalla automontable, lo más seguro es que también esté renunciando al servicio técnico que, en algún momento, podría ser necesario para poner la pantalla LED nuevamente en funcionamiento.

Sabiendo todo esto, ¿le compensa a tu empresa elegir una pantalla automontable? La realidad es que es muy difícil que esto sea así. Este tipo de producto, al menos en esta presentación poco confiable, puede traer muy rápidamente costos adicionales que anulen la ventaja que en un primer momento se plantea. 

En Megalux LED Display, no sólo ofrecemos un producto de extraordinaria calidad a un precio muy accesible, sino un soporte técnico completo que empieza desde el momento que la persona llama interesada por una pantalla. Por nuestra parte, se instala el producto y se garantiza que el cliente sienta acompañado siempre.

Obtén presupuesto personalizado hoy mismo

Al hacer click en "enviar" acepto la política de privacidad

Noticias relacionadas

Entendiendo el consumo eléctrico de una pantalla LED publicitaria

Entendiendo el consumo eléctrico de una pantalla LED publicitaria

¿Es fácil gestionar los contenidos de tu pantalla publicitaria

¿Es fácil gestionar los contenidos de tu pantalla publicitaria?

Ángulo de visión y frecuencia de refresco: Conoce tu pantalla LED

Ángulo de visión y frecuencia de refresco: Conoce tu pantalla LED

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades

Al hacer click en “enviar” acepto la política de privacidad.