fbpx

Debes saberlo: El rol del ordenador y las pantallas LED baratas

Pantallas LED | 0 Comentarios |

El ordenador que funciona detrás de una pantalla LED publicitaria suele ser ignorado por quienes son ajenos a este sector, simplemente pasado por alto. Este es uno de esos factores que se suelen atender al final de la toma de decisiones, en el caso de que se atienda, por supuesto.

Todas las imágenes que una pantalla publicitaria transmite provienen de un ordenador como cualquier otro, normalmente uno funcionando sobre el sistema operativo de Windows. La pantalla funciona como un monitor, solo que dedicado exclusivamente a reproducir vídeos según se desee.

Pero, ¿cualquier ordenador es apropiado? ¿Habría que preocuparse por un detalle como este? La verdad es que la capacidad del ordenador es algo de lo que los clientes no deberían preocuparse. Sin embargo, proveedores irresponsables dedicados a la venta de pantallas publicitarias baratas están ahora jugando con este factor con la finalidad de recortar costos de la forma menos apropiada.

En Megalux, queremos que los negocios que decidan invertir en una pantalla LED tomen una decisión acertada. Para lograrlo, se deben evitar atajos como los que ofrecen estos proveedores.

¿Cuál es el rol del ordenador? ¿En qué hay que fijarse? ¿Por qué no sirve cualquier ordenador? Intentaremos responder todas estas dudas a continuación.

Apostando por una instalación correcta

Cuando tratas con un proveedor responsable, encargado de la comercialización e instalación de una pantalla publicitaria, el uso de un ordenador capaz está garantizado. Equipos técnicos con experiencia saben que para brindar los mejores resultados, un ordenador debe tener una potencia mínima que permita la reproducción de vídeos de forma fluida, así como compatibilidad técnica en todos los sentidos.

Por ejemplo, en Megalux invertimos recursos cada año para elegir los ordenadores que funcionarán mano a mano con las nuevas pantallas instaladas. Entendemos lo que realmente se necesita y seleccionamos los modelos de ordenador que cuenten con las características adecuadas, tanto a nivel de hardware como de software.

Cuando optas por una instalación correcta, aunque esto represente un precio ligeramente superior en comparación, te aseguras de que la pantalla se mantenga reproduciendo vídeos según lo planeado. El mayor de los beneficios viene a ser la prevención de incidencias.

Reduciendo costos

Ahora, ¿cómo reducimos los costos?

El ordenador suele ser uno de los factores más afectados al tratar de reducir los costos. Es importante recordar siempre que si un proveedor ofrece un producto notablemente barato, dicha diferencia es el resultado de algún recorte de costos, el cual bien puede ser imprudente.

Vemos en el mercado proveedores que venden sus pantallas LED sin ordenador, haciendo que el cliente lo compre por su cuenta a un segundo proveedor o que disponga de uno en su propiedad. También vemos como ofrecen equipos de muy bajo costo que carecen de las especificaciones mínimas para operar junto con la pantalla.

Algunos clientes, teniendo algún ordenador en su propiedad, ven esto como la oportunidad perfecta para ahorrar unos pocos cientos de euros. Quizás hay un equipo funcionando en el sitio, cumpliendo con alguna tarea rutinaria. Se suele pensar que el ordenador no tiene por qué estar dedicado a la pantalla y se intenta utilizar para varios fines, incluyendo la gestión de los medios para la pantalla.

Riesgos de la opción económica

Entonces, ¿cuál es el riesgo que corren los clientes que eligen pantallas LED baratas? Cualquiera que tenga cierto conocimiento básico en informática y utilizando ordenadores, sabe lo que es trabajar en un equipo de pobres especificaciones técnicas.

Cuando hablamos de un producto barato, los componentes no suelen estar a la altura. Todo lo contrario, terminamos tratando con piezas un tanto viejas y que, como consecuencia, encuentran mucha dificultad al desempeñar diversas tareas. Reproducir vídeos en una pantalla LED de gran formato demanda un mínimo de rendimiento, evitando errores significativos durante su funcionamiento.

El riesgo de la opción económica siempre es el mismo: poca confianza y tranquilidad en su uso. Es difícil confiar en componentes baratos, pues suelen durar menos y ser más propensos a fallos. Con esto nos referimos exclusivamente a la calidad del ordenador detrás de toda la gestión y reproducción de vídeos, no a la calidad de la pantalla LED, tema que tratamos en otro artículo.

Así, la opción económica solo lo es a muy corto plazo. Si la pantalla LED no incluye ordenador, el cliente está forzado a adquirir uno a un tercero. Cuando esto sucede, las posibilidades de incompatibilidad son altas, especialmente si el cliente es responsable de hacer funcionar la pantalla junto con este ordenador.

Aún si el proveedor incluye un ordenador de muy baja gama, todo por reducir costos, el ahorro no es representativo. Existe la posibilidad de que dicho ordenador falle o no rinda según las expectativas, siendo técnicamente inferior.

Conclusiones

La opción ideal es y continuará siendo el elegir una pantalla publicitaria que incluya un ordenador adecuado. Probablemente esta opción sea sensiblemente más cara pero asegura tranquilidad y evita gastos imprevistos.

En Megalux, te recomendamos preguntar de forma explícita sobre este tema. Asegúrate siempre de que la pantalla publicitaria incluya un ordenador debidamente configurado y que este sea un modelo reciente, asegurando así un desempeño aceptable.

Para aliviar el impacto de la inversión, Megalux ofrece soluciones en financiación que incluyen la pantalla, el ordenador, la instalación y todo lo necesario para dejar tu nueva pantalla LED funcionando donde la necesites.

Obtén presupuesto personalizado hoy mismo

Al hacer click en "enviar" acepto la política de privacidad

Noticias relacionadas

5 maneras de conseguir más resultados con tu pantalla LED publicitaria

5 maneras de conseguir más resultados con tu pantalla LED publicitaria

Pantallas LED publicitarias ¿Qué son los LED DIP

Pantallas LED publicitarias: ¿Qué son los LED DIP?

Testimonio de cliente: Esther Roselló y su pantalla LED Megalux

Testimonio de cliente: Esther Roselló y su pantalla LED Megalux

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades

Al hacer click en “enviar” acepto la política de privacidad.