fbpx

Glosario técnico de pantallas LED publicitarias

Pantallas LED | 4 Comentarios |

El mundo de las pantallas LED publicitarias avanza a pasos agigantados, desarrollando la tecnología detrás del producto para hacerle más eficiente, conveniente y capaz de brindar mejores resultados.

Este producto ha resultado ser un poderoso soporte publicitario e informativo para comunicar de forma masiva sin que el mensaje pierda fuerza. Con invertir en una pantalla (lo cual requiere cada vez menos debido a la reducción de los costos de producción), una empresa tiene la capacidad de comunicarse con un número incalculable de personas de una forma visual, impactante y fascinante.

Con creatividad y algo de esfuerzo, nuestros clientes están aumentando su facturación al atraer de forma eficiente a nuevos clientes. Las pantallas LED hacen de estos esfuerzos una productiva inversión.

Ahora, con lo rápido que se mueve la industria, muchos se intimidan y empiezan a pensar que todo el tecnicismo detrás de una pantalla LED es imposible de comprender a menos que se dediquen a este sector. 

La verdad es que no, que explicado correctamente cualquier persona puede entender cómo se compone y funciona este producto. Y si vamos un poco más allá, debemos recomendar a que lo entiendan, pues les permitirán sacar mayor partido de sus pantallas LED publicitarias.

Por ello, en Megalux LED Display hemos decidido preparar este glosario técnico con explicaciones claras y sencillas para que todos puedan conocer los ins-and-outs de una pantalla LED publicitaria.

Acceso de Mantenimiento

El acceso de mantenimiento se refiere a las características físicas de la pantalla que permitirán al técnico acceder a los diferentes componentes instalados para realizar acciones de mantenimiento rutinario o reparaciones puntuales que sean requeridas. 

El acceso de mantenimiento puede ser frontal o posterior, definido por el sistema de enganche de los paneles con chips LED. En las pantallas con acceso de mantenimiento frontal, los paneles están unidos al cabinet y/o estructura mediante imanes que permiten el desacople seguro al aplicar presión. En el caso del mantenimiento posterior o trasero, los paneles suelen estar unidos con imanes o tornillos.

Ángulo de Visión/de Apertura

El ángulo de visión o de apertura se refiere al ángulo de visualización calculado a partir del cual el brillo de los chips LED se ve reducido a la mitad. La inclinación de la pantalla y de quien la visualiza afecta la apreciación del brillo de los chips y con ello la visualización general. 

El estándar en ángulo de visión que se recomienda es de 140º, lo que permite que las personas que visualizan la pantalla desde los extremos puedan apreciar correctamente las imágenes mostradas.

Brillo

El brillo o luminosidad de una pantalla LED se representa con las unidades de candelas/m2 o nits y es una de las principales referencias o factores a tener en cuenta cuando se elige un modelo del producto. 

El brillo es un factor esencial porque es directamente responsable de que los contenidos en la pantalla se visualicen correctamente, especialmente en circunstancias con alta luminosidad ambiental (podemos imaginar una pantalla funcionando desde un escaparate durante un día luminoso de verano). Por ende, entre mayor sea la incidencia de luz solar y otros elementos que emiten luminosidad, mayor debe ser el nivel de brillo emitido por los chips LED de la pantalla. 

Los estándares recomendados son entre 1.000 y 1.500 nits para pantallas LED de interior y un mínimo de 4.500 nits para pantallas de exterior y escaparates.

Cabinets

Los cabinets son unidades modulares diseñadas para el montaje cómodo y seguro de pantallas LED, las cuales están compuestas de un número determinado de cabinets con módulos de chips LED. Este número estará definido por las dimensiones finales de la pantalla que el cliente necesita. 

Los cabinets, como elemento estructural, se fabrican en aluminio y acero. Cuando se utiliza aluminio para su fabricación, se consigue un producto liviano y eficiente en la disipación del calor, manteniendo los componentes a una temperatura mucho más segura. Por parte de los cabinets de acero, tenemos un producto bastante más pesado y menos eficiente en la gestión del calor. La diferencia determinante para elegir una u otra es el precio, siendo los cabinets de aluminio significativamente más costosos.

Caja Emisora

La caja emisora cumple con el objetivo de alojar, proteger y alimentar la tarjeta emisora o sending card cuando ésta no se incluya en el propio ordenador de control de la pantalla LED. En su diseño y funciones, una caja emisora estándar incluye una interfaz mínima para el ajuste de parámetros, los cuales varían según del modelo de caja.

Calibración

La calibración de una pantalla LED consiste en el proceso de calibrar los colores que los chips emiten al reproducir imágenes y vídeos. El objetivo es lograr la uniformidad de los colores que los módulos de la pantalla son capaces de emitir. Éste es un proceso que se lleva a cabo constantemente en el sector audiovisual y que no es exclusivo a este producto. Su importancia deriva en la necesidad de garantizar una reproducción fiel al contenido original en términos visuales. 

El proceso de calibración de una pantalla LED se lleva a cabo utilizando un sistema de cámaras especiales o colorímetros que utilizan un software de análisis y ajuste. Las cámaras captan un espectro de luz superior que las cámaras normales, lo que les permiten analizar los colores emitidos por la pantalla y, a través del software, regular en tiempo real y de forma automática los colores emitidos por los chips LED. 

Las pantallas LED se entregan al cliente ya calibradas, por lo que no se necesita realizar este proceso a menos de que ocurra alguna incidencia especial con el hardware o, con el paso de los años, se originen alteraciones como resultado del uso intensivo, las altas temperaturas, o calidad cuestionable del producto.

Contraste

Tal como en el resto de las tecnologías audiovisuales, el contraste de una pantalla LED es la máxima diferencia alcanzada de intensidad de iluminación entre colores blancos y negros, así como la variedad dinámica de sus gamas y tonos. Un ejemplo práctico es la diferencia representada en una relación X:1 entre el blanco más brillante y el negro más oscuro que los chips LED son capaces de emitir. A su vez, un mayor nivel de contraste permitirá la reproducción de una mayor variedad de tonos intermedios.

Explicado de otra forma, el contraste de una pantalla LED es una medida de su capacidad para mostrar su color más oscuro y su color más claro, por lo que a un mayor nivel de contraste, mayor rango dinámico de tonos será capaz de mostrar. En términos prácticos, una relación de contraste de 1.000:1 significa literalmente que el color blanco más blanco en la pantalla será 1.000 veces más brillante que su negro más oscuro (dicho de otra forma, el negro más negro será 1.000 veces más oscuro que el blanco más brillante).

Consumo Eléctrico

El consumo eléctrico de una pantalla publicitaria está definido por el rendimiento general de la totalidad de sus componentes y factores de funcionamiento, principalmente los niveles de brillo emitidos por los chips LED y las dimensiones totales de la pantalla. Entre mayor sea el brillo y las dimensiones de la pantalla, mayor será el consumo eléctrico del producto.

Dentro de la ecuación debemos tener en cuenta la calidad de los chips LED, ya que las opciones baratas con cables de cobre son menos eficientes energéticamente hablando, lo que genera un mayor consumo y coste.

Como referencia, una pantalla LED de Megalux, gracias a la calidad del chip LED con cable de oro, ofrece un consumo medio de 200 vatios por metro cuadrado en el caso de una pantalla de escaparate (luminosidad entre 2.500 y 3.000 nits). Para una pantalla de interior con necesidades inferiores con respecto al brillo, estimamos 150 vatios por metro cuadrado.

Dimensión

La dimensión final de una pantalla LED debe basarse, al menos desde el punto de vista técnico y no arbitrario de las preferencias que se puedan tener, en la distancia de visualización ideal. En el sector se manejan diferentes medidas de referencias que tienen una estrecha relación con el pixel pitch ofrecido por la pantalla. Las referencias establecidas por Megalux son:

  • 3 metros en distancia de visualización para pantallas de 1,8 x 1,0 metros
  • 6 metros para pantallas de 3,7 x 2,1 metros
  • 12 metros para pantallas de 7,3 x 4,1 metros
  • 18 metros para pantallas de 11 x 6,2 metros

También puedes ver el gráfico con estas cifras en “Distancia de Visión” (siguiente apartado en el glosario).

Distancia de Visión

La distancia de visión para una pantalla LED define la distancia correcta o idónea para que los individuos que visualiza la pantalla puedan apreciar de forma clara lo que se representa en ella. 

Esta distancia está influenciada principalmente por el pixel pitch. Entre menor sea el pixel pitch, menor será la distancia de visión mínima recomendada para una correcta visualización de los contenidos. A su vez, las dimensiones finales de la pantalla serán el otro factor dentro de la ecuación para determinar una correcta distancia de visualización.

DIP

La tecnología DIP (dual-in-line package) es un tipo de chip utilizado en pantallas LED que se caracteriza por su composición estándar de tres LEDs (rojo, verde y azul según RGB), también existiendo composiciones menos utilizadas con 2 y 4 LEDs por cada chip instalado en el panel.

La variedad de chips LED DIP se caracteriza por su alta capacidad de brillo, durabilidad y resistencia frente a los golpes y condiciones meteorológicas, haciendo de esta tecnología la opción ideal para pantallas de exterior.

Los altos niveles de brillo que un chip LED DIP puede ofrecer se deben a su estructura cilíndrica encapsulada en resina y con acabado en esfera, lo que facilita la dispersión lumínica. En los paneles de las pantallas vemos múltiples chips DIP en la composición debido a que cada uno solo puede poseer una sola celda de color, limitando el rango de tonos y creando la necesidad de combinar los colores de otros chips LED DIP presentes en la composición.

Escalador de Vídeo

El escalador de vídeo es un dispositivo accesorio de la pantalla LED que permite la conversión de una señal de vídeo de entrada a la resolución correcta para su reproducción en la pantalla.

Las pantallas LED no pueden, por defecto, reproducir imágenes no adaptadas para el producto en específico, por lo que no se pueden visualizar las imágenes provenientes de señal TDT, ordenadores, videoconsolas, videocámaras y otros dispositivos electrónicos multimedia sin la existencia e intervención de un escalador.

El escalador de vídeo también permite múltiples entradas de vídeo a la pantalla, la función de dividirla en varias zonas, funciones de chroma en vivo, calibración de los colores, entre otras funciones que no están disponibles a través de la pantalla LED en sí o su software de gestión por defecto.

Fotogramas por Segundo

Los fotogramas por segundo son una medida ampliamente utilizada en el sector audiovisual para referirnos a los fotogramas que se reproducen en una pantalla cada segundo. 

A veces se utiliza de forma equivocada para referirse a la frecuencia de refresco de una pantalla (definición disponible en el siguiente punto de este glosario). La diferencia clave entre ambos conceptos es que los fotogramas por segundo miden la cantidad de fotogramas únicos que se reproducen por segundo mientras que la frecuencia de refresco mide en unidades de hercios la cantidad de fotogramas reproducidos por segundo pero siendo irrelevante si son iguales o diferentes. 

Para conseguir un elevado número de fotogramas por segundo, es necesario un hardware poderoso que pueda reproducir o renderizar contenidos con facilidad, algo que es independiente a la pantalla en sí.

Frecuencia de Refresco/de Actualización/Refresh Rate

La frecuencia de refresco, también conocida como tasa de refresco, frecuencia de actualización o por su nombre en inglés, refresh rate, representa la cantidad de veces por segundo que una imagen es dibujada por la pantalla. De forma individual, cada representación de estas imágenes sobre la pantalla es imperceptible por el ojo humano, por lo que es imposible notarlo en las pantallas modernas.

La medida utilizada para referirnos a la frecuencia de refresco es el hercio (Hz), tal como se utiliza para otros tipos de frecuencias electrónicas. Entre mayor sea la tasa de actualización, mayor capacidad tendrá la pantalla para reproducir las imágenes múltiples veces por segundo, de forma muy rápida.

La importancia de una frecuencia de refresco elevada es su influencia en los movimientos suaves, rápidos y bien definidos que se pueden visualizar en la pantalla. A una mayor calidad de los contenidos a reproducir, es ideal que la pantalla LED disfrute de una frecuencia de actualización adecuada. También, si por algún motivo es importante que la pantalla se visualice correctamente al ser grabadas con una cámara de vídeo (pensar en las pantallas LED operando en salas de prensa televisadas), es fundamental una frecuencia de actualización alta para que la cámara no capte ninguna interferencia.

Fuente de Alimentación

La fuente de alimentación adapta la tensión y corriente de línea a los niveles de operación de los componentes electrónicos de la pantalla LED, lo que incluye la corriente final que debe suministrarse a los chips LED en cada momento.

Cada pantalla LED contará con una o múltiples fuentes de alimentación con las especificaciones que sean necesarias dependiendo del modelo. Cuando se elige una pantalla LED, hay que dedicar un momento a la fuente de alimentación que incluya, ya que si la instalación es en interior, la existencia de ventiladores en la fuente para su refrigeración puede generar ruidos perceptibles en los espacios cercanos a la pantalla.

Gestor de Contenidos/Software de Control

Para tener una pantalla LED en funcionamiento, reproduciendo los contenidos que deseamos, es esencial contar con un gestor de contenidos que le de la orden al equipo. La transmisión de imágenes y vídeos a la pantalla comienza desde el front-end con la interfaz de un software que el usuario puede manipular sin inconvenientes.

Este gestor de contenidos estará diseñado para organizar y programar los recursos visuales que el usuario desee reproducir, todo ésto de la forma más intuitiva posible según el software con el que se cuente.

Módulo

En una pantalla LED de este tipo, los módulos son los componentes en forma de placa que integran los chips LED en circuitos y conectan éstos con el resto de la electrónica que hace funcionar a la pantalla. Los módulos se instalan a su vez en cabinets estructurales que conforman las dimensiones totales de la pantalla. 

Para su correcta y segura fijación en los cabinets, los módulos cuentan con diferentes sistemas que varían entre sí para facilitar las operaciones de mantenimiento en diversas condiciones de instalación. Algunos de estos sistemas de fijación son mediante tornillos, imanes y mecanismos de rápida extracción.

LED

Light-emitting diode (diodo emisor de luz), mejor conocido como LED por sus siglas en inglés, es un elemento electrónico de pequeño tamaño que funciona como fuente de luz utilizando un material semiconductor dotado de dos terminales. 

La tecnología LED se fundamenta en este material semiconductor que al atravesarse por una tensión continua, emite la luz deseada en base al efecto de electroluminiscencia. El color que se obtiene a través de un chip LED depende del compuesto semiconductor que se utilice.

Sensor de Luz

El sensor de luz es un componente accesorio para la pantalla LED que es responsable de regular de forma automática los niveles de brillo operativos en función a los niveles lumínicos ambientales, especialmente en el caso de pantallas de escaparate y exterior. 

La idea de contar con este instrumento es eliminar la intervención manual para la regulación del brillo y utilizar los niveles precisos que garanticen la máxima eficiencia energética posible.

Para brindar los resultados deseados, el sensor de luz se basa en una célula fotosensible instalada en el cabezal del sensor, la cual recibe luz ambiental y en función de su intensidad, es estimulada y envía una señal a la pantalla, la cual se interpreta de la forma adecuada para proceder con la regulación del brillo.

SMD

La tecnología SMD (Surface-Mount-Device) consiste en un diodo emisor de luz integrado en un circuito en los cuales cuyos componentes emisores son imperceptibles e indistinguibles a plena vista, ya que encapsula e integra los tres colores RGB, siendo ésta una clarísima diferencia con respecto a los chips LED DIP.

Un chip LED SMD posee un diseño de circuito integrado convencional y es el más común en las pantallas publicitarias modernas. Sus tres celdas contienen cristales semiconductores que serán los responsables, gracias a una corriente continua, a transmitir luz. Sobre las celdas, una resina protectora se encarga de proteger la integridad de los componentes más delicados.

Dentro de la industria, existen estándares de dimensiones para chips LED SMD, lo que permite a los fabricantes, distribuidores y usuarios finales a contar con una amplia variedad de opciones en esta tecnología según sean las condiciones de instalación.

Tarjeta Emisora/Sending Card

La tarjeta emisora, también conocida como sending card por su nombre en inglés, es un componente esencial en la pantalla LED que se encarga de transformar la señal de vídeo provista por el ordenador maestro a una señal de datos que pueda ser interpretable de forma correcta por las tarjetas receptoras o receiving cards.

Adicionalmente a los puertos de conexión principales que posee para su correcta operación, la tarjeta emisora también cuenta con una toma USB para que el técnico de la pantalla pueda realizar ajustes en la configuración del equipo.

Tarjeta Receptora/Receiving Card

La tarjeta receptora, también conocida como receiving card por su nombre en inglés, es un componente esencial en la pantalla LED que se encarga de interpretar la señal de datos recibida por la tarjeta emisora y garantizar su correcta transmisión a los chips LED que representarán la imagen final.

Una señal de vídeo codificada será enviada desde la tarjeta emisora, de modo que la tarjeta receptora tendrá que convertirla en información útil para el resto de los componentes de la pantalla ya responsables de transformar los datos en señales lumínicas sobre los paneles.

Temperatura de Color

La temperatura de color perteneciente a una fuente de luz es definida al comparar su color dentro del espectro luminoso con el de la luz que pudiese emitir un cuerpo negro (objeto teórico) calentado a una temperatura. En términos prácticos y representativos, podemos pensar en la relación comparativa de cómo se observa un folio de papel blanco bajo distintos tipos de luz.

Para expresar la temperatura de color, se utiliza la medida de grados Kelvin. Popularmente se ubican diferentes escalas de grados Kelvin dentro de una denominación dinámica de colores cálidos y fríos. Dentro de este espectro se considera luz cálida a las temperaturas de color entre 2.800ºK y 3.500ºK, luz neutra entre 3.800ºK y 4.500ºK y luz fría con temperaturas de color superiores a 5.000ºK.

El proceso de calibración (explicado en este glosario) tiene como finalidad calibrar los colores de una pantalla LED para obtener resultados óptimos. Sin embargo, una pantalla publicitaria o para eventos ya se entrega calibrada desde fábrica. 

Temperatura Operativa

La temperatura operativa en una pantalla LED se refiere a la temperatura de los componentes electrónicos en funcionamiento, existiendo referencias de mínimos y máximos que están influenciadas por la calidad del producto y las condiciones de refrigeración. Si se superan las temperaturas operativas o se mantienen cerca del máximo de forma con frecuencia, se influirá de forma negativa en la vida útil del producto.

De forma ideal, una pantalla LED no debe funcionar a más de 45ºC para garantizar una vida útil satisfactoria. Con una refrigeración deficiente, los componentes pueden alcanzar temperaturas operativas de hasta 80ºC, lo que sin duda causará daños a largo plazo. Superar este número sin duda causará importantes desperfectos de forma inmediata.

Pixel Pitch/Densidad de Píxeles

El pixel pitch o la densidad de píxeles es el concepto utilizado en el sector para referirnos a la distancia en milímetros que existen entre los chips LED que componen una pantalla, específicamente entre el centro de un chip y el centro del siguiente. Entre mayor sea esta medida, mayor será la separación existente entre los chips y viceversa.

Este factor es uno de los más importantes, sino el que más, al momento de elegir una pantalla LED. El pixel pitch determinará la nitidez de las imágenes reproducidas y en papel, podemos también considerar que este factor definirá la resolución total de la pantalla, indiferentemente del vídeo de origen.

Para elegir un pixel pitch adecuado, hay que tener en cuenta principalmente la distancia de visualización adecuada que se desea. Entre menor sea el pixel pitch, mejor será la visualización de los contenidos a una corta distancia, cosa que no permiten las pantallas LED con un pixel pitch elevado. De igual forma, entre menor sea el pixel pitch, mayor será la densidad de píxeles por metro cuadrado y mayor el costo del producto.

Protección IP

La protección IP es la referencia estándar para indicar el grado de protección de un producto frente a las condiciones ambientales, en este caso concreto, de las pantallas LED. 

El estándar IP, del inglés ingress protection, se basa en dos cifras, la primera refiriéndose a la protección contra objetos sólidos y la segunda refiriéndose a la protección contra líquidos. El primer dígito va del cero (0) al seis (6) y el segundo del cero (0) al ocho (8). 

El grado de protección a elegir se deberá elegir según las condiciones particulares de la instalación, teniendo en cuenta que entre mayor sea la protección IP dentro de esta escala, menor será la capacidad de refrigeración del producto.

Tu nueva pantalla LED al mejor precio del mercado

En Megalux LED Display, no solo nos comprometemos a ofrecer a nuestros clientes la mejor relación calidad-precio sino que también le acompañamos con las mejores soluciones del sector. 

Nuestra financiación y servicio técnico post-venta son dos muestras de la labor que realizamos para que nuestros clientes logren incrementar su facturación a través de la publicidad con pantallas LED.

Conoce los proyectos de nuestros clientes con pantallas LED Megalux o solicita directamente un presupuesto sin compromiso a través del siguiente formulario.

Al hacer click en "enviar" acepto la política de privacidad

Noticias relacionadas

La importancia de la pantalla LED publicitaria en el sector inmobiliario

La importancia de la pantalla LED publicitaria en el sector inmobiliario

¿Puede afectar el sol del verano a mi pantalla LED publicitaria

¿Puede afectar el sol del verano a mi pantalla LED publicitaria?

Pantallas LED Testimonio Cristina León de Canon nos cuenta su experiencia

Testimonio de cliente: Cristina León de Canon nos cuenta su experiencia

4 Comentarios

JUAN

NECESITO PRESUPUESTO DE PANTALLA LED , RUEGO ME CONTACTE UN COMERCIAL,GRACIAS

    Megalux LED Display

    Buenos días Juan,

    Gracias por contactarnos. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

    Saludos.

William correa

Sres. Megamix
Reciban mi saludo cordial, por medio del presente permítanme solicitarles, en consulta, el precio de una pantalla LED de 3mt por 2 mts de alto, para publicidad externa, además recomiendenme el tamaño del pixel para una ubicación de 10mts de altura y que tenga buena nitidez. Estoy pensando ingresar al negocio de la publicidad en Perú y necesito esta información.

Gracias

    Megalux LED Display

    Buenos días William,

    Gracias por contactarnos. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

    Saludos.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas novedades

Al hacer click en “enviar” acepto la política de privacidad.